Sor Josefina Barbiere

8 de enero de 2024

Jo 1 Portrait

Como muchas religiosas, la hermana Josephine ha tenido una vida variada en el ministerio. Mientras enseñaba en la escuela primaria, la hermana Josephine obtuvo una licenciatura en francés en Middlebury College. Posteriormente enseñó francés en St. Angela Hall Academy y Bishop Kearney HS. Middlebury le concedió una beca de un mes para estudiar en Francia, tiempo durante el cual pudo visitar Le Puy.

Mientras tanto, había sido nombrada directora del colegio Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. A su regreso de Francia, comenzó este nuevo ministerio, en el que sirvió durante trece años. De Nuestra Señora del Perpetuo Socorro pasó a ser directora de la Escuela Nuestra Señora de Lourdes en Queens Village. Allí permaneció como directora durante diecinueve años. Después de 50 años en el ministerio educativo que tanto amaba, llegó el momento de jubilarse. Pero la hermana Josephine no estaba interesada en jubilarse.

Durante sus diecinueve años como directora, la parroquia había evolucionado a través de muchos cambios. Conocía bien a la gente y ellos la conocían a ella como signo de estabilidad. Había pocos de los antiguos feligreses étnicos italianos, irlandeses y alemanes. Habían sido reemplazados por gente de la India, Vietnam, Haití, Filipinas y otros. Ella vio un ministerio entre ellos. La hermana Josephine permaneció como asociada pastoral y entre sus muchas responsabilidades comenzó un ministerio de consejería en duelo. Con la ayuda de voluntarios, inició programas muy necesarios y comenzó un ministerio. Además, también ayuda con las liturgias y las rutinas diarias de la vida parroquial.

La hermana Josephine espera permanecer en el ministerio tanto tiempo como pueda. Así ha sido su vida. Cuando llegue el momento, confía en que habrá otros que puedan ocupar su lugar.

Comparte esta página: